Como elaborar un tema

 

Adaptado del material aportado por Carlos González CEB´s Colima

Click para imprimirDescargar en formato Microsoft © Word

 

Presentamos una pequeña metodología para elaborar un tema especifico. Cuando contemos con temas elaborados, o cuando los que tenemos no se adapten a la realidad de nuestro grupo juvenil.

 

¿Tema?

 

Lo primero es saber cual es el tema que queremos o necesitamos elaborar.

 

Buscar información.

 

Necesitamos reunir toda la información como sea posible, ya sea escrita, en video o en audio. No debemos olvidar que nuestra principal fuente de conocimiento y guía es la Palabra de Dios que puede ser la Biblia y los documentos des la Iglesia.

 

¿Que quiero dar a entender?.

 

Debemos plantear claramente este cuestionamiento. Para poder seleccionar la información y desechar la que no nos sirve, pues podemos tener algún material que no sea más que paja.

 

Definición.

 

Para definir el tema debemos cuidar que sea de una forma que los jóvenes lo entiendan y asimilen con facilidad. Podemos empezar por preguntarles ¿Qué entienden por...?, para luego darles la definición que hemos preparado, en algunas ocasiones es bueno dar primero una definición de diccionario, y después una definición que valla acorde con nuestra identidad de JoCEB´s.

 

Causas.

 

Las causas deben abarcar tanto el origen como los antecedentes del tema, para dar a los jóvenes una visión histórica y sobre todo para que ellos vean que no es algo que nos estamos sacando de la manga lo que decimos.

 

Ejemplo.

 

Llamamos ejemplo a un hecho de vida, o una pequeña historia que involucre una situación en la cual se involucre a nuestro tema. Esta la podremos sacar de los libros que tenemos, y mucho mejor si se tiene un video o audio casete que se preste para la ocasión, recordemos que es más fácil de retener pues lo jóvenes le prestan más a tensión. En dado caso que no encontremos nada que podamos utilizar es en este momento cuando tenemos que utilizar una fuente inagotable de materiales, nuestra imaginación.

 

Preguntas.

 

Una vez que tengamos este ejemplo es conveniente que hagamos algunas preguntas a los muchachos para hacer aterrizar este en la realidad y que sea mucho más asimilable. Las preguntas deben ser coherentes y fáciles de entender. Siempre debemos hacer algunas preguntas relacionadas con Dios; ¿Qué pensara Dios de esto?...¿Cómo verá Dios esta situación o hecho?...¿Por qué Dios permite que suceda esto?, etcétera.

 

Iluminar con la Palabra de Dios (Biblia).

 

Es quizá la parte que nunca debe faltar en nuestros temas, pues somos una comunidad parte del pueblo de Dios.

 

Buscarlas.

 

Muchas ocasiones quienes elaboramos un tema nos vamos a buscar la cita bíblica que más hemos escuchado o que primero se nos viene a la mente, mas debemos cuidar este aspecto, y es aquí donde como coordinadores tenemos que estar empapados de la Palabra de Dios, par a saber buscar todas las citas bíblicas que nos sea posible así como las citas de los documentos de la Iglesia. Una vez que tengamos todos debemos discernir cual es la que mejor se acomode a nuestro tema y estén mas de acuerdo con la realidad de nuestra CEB´s.

 

Interpretarla o Entenderla.

 

Antes que nada tenemos que entender muy bien la lectura que utilizaremos, puesto que si no estamos convencidos de lo que estamos hablando no podremos interpretar como se debe la Palabra de Dios, y es cuando damos pretexto a la mal información de nuestros jóvenes.

 

Darla a entender.

 

No todos interpretamos las lecturas de la misma forma, algunos las mal interpretamos además habemos quienes no tenemos la capacidad des entender lo que escuchamos o leemos. Por esta razón tenemos que buscar la forma en que los jóvenes entiendan esta lectura de la forma correcta, para esto podemos utilizar algunos métodos como son: preguntas como estas; ¿Quiénes aparecen en la lectura?...¿Qué situaciones se presentan y en que orden aparecen?...¿Cuál es el tema central de la lectura?...¿Qué me llamo más la atención?...¿A que me invita esta lectura?...y cosas así, dinámicas que nos ayuden a recordar lo que la lectura nos narra, o algún juego que lleve el mismo propósito.

 

Conclusión.

 

No hablamos de conclusión como fin, sino de la manera en que afecta a la comunidad esta realidad, tratamos de dar una explicación o complementación de este tema.

 

Compromiso.

 

Siempre que preparemos un tema, este nos debe llevar a comprometernos en algo. No se puede concebir un tema sin compromiso, pues todo lo que hayamos hecho no serviría de nada. El compromiso debe ser para llevar a cabo en la comunidad o para evitar que se haga algo, dependiendo del como afecta la situación planteada.

 

Propuestas concretas.

 

Los jóvenes, normalmente, no se quieren comprometer, y si lo hacen es muy difícil que cumplan. Nosotros tenemos la obligación de llevar al grupo una propuesta concreta para cumplir con el compromiso. La propuesta debe ser sencilla y fácilmente realizable, además de ser posible debemos plantear una fecha y hora para juntos cumplir lo que hemos prometido.

 

Evaluar.

 

Al proponer el compromiso, pondremos una fecha para evaluar el cumplimiento de este. La evaluación no debe ser ni a corto ni a largo plazo, el plazo debe ser razonable. En esta evaluación sabremos si realmente se cumplió con el objetivo del tema.

 

Celebrar.

 

En la planeación de nuestro tema hay que incluir una fecha para celebrar los logros que alcancemos.

 

Esto es a grandes rasgos una pequeña metodología para elaborar un tema.

 

Desarrollo del Tema

 

Algunos pasos sugeridos para llevar a cabo la reunión son los que a continuación se presentan, también proponemos algunos tiempos para dar a cada parte de la reunión.

 

1.- Preparar el material (toda la semana).

 

El coordinador debe preparar todo el material que sea necesario en su reunión, pues nuestro trabajo no es de un solo día, sino de tiempo completo. Algo muy importante es el preparar un papelográfo con el objetivo del tema.

 

2.- Llegar temprano (1/2 hora antes de iniciar el tema)0

 

Debemos llegar temprano para predicar con el ejemplo. los jóvenes que llegan y no ven al coordinador se decepcionan, quizá inconscientemente, se van formando la idea de que “si el coordinador llega tarde, ¿Porque yo no?”; y existen algunos que piensan solo van a perder el tiempo a un grupo donde nada es serio pues el propio guía es un irresponsable. Además mientras llegan los muchachos podemos ir adornando nuestro lugar de reunión para que tenga una ambientación acorde con los contenidos de los temas.

 

3.- Ambientación (de 15 a 10 minutos antes de iniciar el tema).

 

Esta es muy importante dentro de un grupo. Esta importancia radica en que muchas veces la ambientación es primordial para que los jóvenes se liberen de miedos y se rompa el hielo. Es una forma de llamar la a los chavos que van pasando por el lugar donde estamos reunidos, de este modo muchos jóvenes se acercan a los grupos. En este espacio podemos hacer cantos, juegos y imprescindible dinámica de integración.

 

4.- Oración inicial (10 minutos).

 

La oración debe ser sencilla y agradable. Evitemos siempre el caer en el simplismo; desgraciada mente es común ver en los grupos que lo que se considera como oración inicia, no es más que un padre muestro o un canto los cuales terminan con una persignada. No hagamos esto en nuestros grupos, la oración es la clave de que nuestra comunidad camine o se estanque. Preparemos una oración que nos introduzca subjetivamente al tema. Podemos utilizar un símbolo o alguna lectura, existen infinidad de materias primas para la elaboración de una oración bonita y motivadora.

 

Nota: Es muy importante iniciar la oración justo a la hora que tenemos considerada para inicio de la reunión, pues muchos jóvenes no pueden llegar más temprano, y algunos otros acostumbran a llegar justo a al hora que manejamos para el tema.

 

 

5.- Recordar el tema anterior (5 minutos).

 

Llevamos una pastoral juvenil basada en un proceso de formación. Es aquí donde radica la importancia de este paso, el recordar nos sirve para reafirmar e conocimiento, y darnos cuenta, de que, sí los muchachos no recuerdan nada quizá sea necesario cambiar mi método como coordinador.

 

Nota: En la experiencia se ha visto que cuando el tema se desarrolla de una forma dinámica es cuando más grabado se queda en la memoria de los miembros de los grupos.

 

6.- Introducción (5 minutos).

 

Es en este momento donde se lee el objetivo del tema, y se da un preámbulo de lo que desarrollaremos en la reunión. No debe ser muy extensa pues le restaría elementos a nuestro tema.

 

7.- Ver (20 minutos)

 

Dentro de nuestra metodología, este es le paso donde, presentamos a los miembros del grupo los antecedentes del tema y le hecho de vida o ejemplo que habíamos mencionado en la elaboración del tema. Es el análisis de la realidad con referencia al tema especifico que estamos presentando.

 

8.- Pensar (20 minutos).

 

Nos iluminamos con la Palabra de Dios. Hacemos una lectura que nos ayude a entender cual es la visión de Dios y nuestra Madre Iglesia sobre la realidad que hemos visto. Buscamos la sabiduría de Dios, y hacemos que los jóvenes la absorban y piensen un poco sobre lo que esta pasando en nuestra realidad.

Nota: Es precisamente estos dos pasos (7 y 8) los que más se prestan para hacer las dinámicas o trabajos en grupos.

 

9.- Actuar o compromiso (15 minutos).

 

En este paso tratamos de hacer que lo jóvenes sean críticos de la realidad, y una vez que han visto lo que Dios nos pide, y preguntamos que están dispuestos a hacer por esta realidad. Proponemos también en este momento las actividades a realizar con su fecha y horario. El actuar implica el compromiso de hacer o dejar de hacer algo según sea el caso.

 

10.- Avisos y acuerdos (10 minutos)

 

Es este el espacio creado para planear y plantear las actividades dentro de la pastoral comunitaria. Es cuando informamos sobre los trabajos realizados y por realizar. Se planean los viajes y festejos.

 

11.- Oración final (5 minutos).

 

Debe ser corta y con un mensaje de esperanza para los jóvenes. Recordar el compromiso y la voz de Jesús que nos invita a cargar la cruz con una sonrisa y espiritualidad de JoCEB´s. También en esta oración evitemos ser simplistas. Es un buen momento para promover las vocaciones haciendo la oración por las vocaciones.

 

Nota: La oración final es mar corta que la inicial por que los jóvenes, normalmente, ya están desesperados por irse a casa o a dar la vuelta con los amigos.

 

 

Cada coordinador debe ser capaz de decidir cales pasos seguir para desarrollar su reunión. Puede agregar o quitar los presentados según su criterio y la realidad de su comunidad.

 

 

Adaptado del material aportado por Carlos González

civilg81@yahoo.com.mx

 CEB´s Colima

 

Pastoral Juvenil Coyuca

http://pjcweb.org

Parroquia de San Miguel Arcángel, Coyuca de Benítez Gro. México
pastoraljuvenilcoyuca@yahoo.com.mx